Razones por las que escribir bien te ayuda en tu carrera

Probablemente vos o alguna persona que conocés se ha hecho esta pregunta. ¡Vamos a responderla!

Estudiamos para convertirnos en profesionales de un área específica. Cuando se es estudiante, se suele creer que no es importante la manera en que se escribe. Este criterio está alimentado por el hecho de que en algunas áreas de estudio como las Ciencias de la Salud y Ciencias Exactas, dejan la escritura o redacción de textos en un segundo o tercer plano.

Los mismos profesores tienen responsabilidad, pues la mayoría nunca corrige redacción ni ortografía y los exámenes los elaboran de manera tal que el estudiante no escribe, solo marca o elige la respuesta de una lista. Mientras el estudiante se mantenga en este ambiente, todo bien. Pero cuando inicia el ejercicio de su profesión se da cuenta de que todo cambia, y la carencia en la redacción se puede volver en su contra rápidamente.

En el ámbito laboral, se realizan muchas acciones que requieren una excelente escritura. Por ejemplo:

• Redactar un currículo (de esto puede depender que te den un trabajo)
• Hacer una carta de presentación
• Generar un informe de operaciones o de labores
• Presentar un proyecto
• Explicar un procedimiento
• Generar formularios (facturas, por ejemplo)
• Redactar un correo electrónico

Pensá qué pasaría si redactás un correo electrónico para un gerente que es cliente de la empresa para la cual trabajás, y el mismo está mal redactado, con horrores ortográficos y no se entiende. ¿Qué imagen proyectás como profesional? ¿Qué imagen queda de la empresa que te contrató? No creo que las respuestas a estas preguntas sean muy positivas, ¿cierto?

En nuestros días, se espera que un profesional en cualquier área maneje con éxito aspectos básicos de la comunicación como lo son la expresión oral y escrita. El profesional de hoy, y del futuro, debe ser un profesional completo, íntegro desde todo punto de vista.

El problema de la pésima escritura se ha acrecentado en los últimos años. Probablemente sea una combinación de cambios en el sistema educativo, mayor presencia de tecnología y preponderancia de la imagen sobre el texto y de interés personal por el asunto.

Una redacción correcta, clara y sin faltas de ortografía puede indicar muchos rasgos positivos de quien la escribe, entre ellos:

Educación
Nivel intelectual
Nivel de cultura
Manera de pensar
Capacidad de razonamiento

No debés subestimar este aspecto de tu faceta profesional. Así como es importante manejar un segundo idioma, también lo es saber escribir bien. Si sentís que tu capacidad es limitada en este campo de la escritura, pues tenés que buscar la manera de mejorarla. ¡Animate! ¡Sé un mejor profesional!

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a:
}